La madera: materia prima natural para la construcción sostenible

Mábitat utiliza madera procedente de bosques gestionados con criterios de sostenibilidad, avalados por sellos de carácter internacional (PEFC y FSC) que certifican por un lado la correcta gestión de las masas forestales y por el otro la cadena de custodia de la madera hasta que llega al consumidor final.


  • La madera es un material vivo, natural, reutilizable, reciclable y biodegradable y el mejor aislante gracias a su estructura celular que forma una barrera contra el frío y el calor.
  • Reúne otras propiedades, como resistencia, durabilidad, adaptabilidad, versatilidad, etc., que la convierten en uno de los materiales de referencia de la construcción del siglo XXI.
  • La madera tiene un coeficiente de conductividad calorífica muy bajo por ello la resistencia al fuego en estructuras es mayor que la del metal o incluso que el hormigón. Además existen diferentes tratamientos que la protegen de la humedad, el sol o los xilófagos.
  • La gestión sostenible de los bosques y la utilización de productos de madera, evita su deterioro, contribuye a frenar el cambio climático y garantiza empleo y desarrollo en las poblaciones locales.
  • La madera es un material que reduce las emisiones de CO2. Según el CNDM un m3 de madera empleada en la edificación significa la retirada de 1,6 t de CO2 de la atmósfera.
  • La madera dedicada a la construcción se selecciona cuidadosamente atendiendo al uso a la que se va a destinar. Existe una enorme variedad de productos tanto para usos estructurales como para acabados, ebanistería y decoración. Mábitat elije siempre aquellos que ofrecen los más altos estándares de calidad en su fabricación.